sábado, 30 de mayo de 2009

Reciclando bolsas de plástico

¿Qué hacer si tienes un gato mandón que te pide todos los días un túnel para sus juegos?

En esta situación es en la que yo me encontraba...
Tengo un gato que se cree el rey de la casa y claro, sus peticiones deben ser órdenes para mí. Él necesitaba un túnel a toda costa, y así me lo hacía saber utilizando como túnel cualquier manta o sábana con la que yo me estuviera tapando, cualquier cojín que escondiera mi mano, o incluso cualquier objeto que pudiera indentificar con él. Llegando al punto de robar bolsas que encontrara por la casa para llevarlas a su cuarto (que en realidad es el mío) para jugar con ellas como de si un túnel se tratara, eso sí, un túnel sin salida (véase la primera foto). Entonces decidí ir en busca y captura del preciado túnel, pero vamos, no era cuestión de gastarme 35€ en uno sin saber si realmente le iba a dar uso. Al no encontrar uno con un precio razonable desistí de mi búsqueda, pero ahí seguía él, pidiendo a maullidos un túnel y con esa carita a ver quien le dice que no jejejeje

De repente, mi buena amiga pepino me pasó un vídeo que solucionaría todos mis problemas y que daría uso al montón de bolsas del pan que se acumulan detrás de la puerta de la cocina (y que nunca se acuerdan de llevar para comprar de nuevo el pan). Me mandó un vídeo de cómo reciclar las bolsas de plástico para hacer un plástico mucho más resistente con el que fabricar casi cualquier cosa...

VIDEO DE CÓMO RECICLAR BOLSAS DE PLÁSTICO

Está en inglés, pero vamos que lo importante es la imagen, se ve claramente el proceso a seguir.
Aquí podéis ver la cantidad de cosas, que con un poco de imaginación, se pueden crear.

PINCHA SI QUIERES VERLO

Y claro, yo pensé, ¡pues ya mi gato tiene túnel! Y me puse a ello, eso sí, bajo su más estricta supervisión.

Aquí podemos verlo vigilando que todo el proceso fuera correcto y que utilizara el número de bolsas adecuado para que su túnel quedara de lo más confortable. Así que, siguiendo sus instrucciones, planché las bolsas en ocho grupos de cinco bolsas cada uno (con papel de horno tapando el montoncito) y uniéndolas con la máquina de coser y un poco de maña salió este túnel tan divertido.
Y claramente, no iban a esperar a usarlo, así que nada más ponerlo en el suelo vinieron los dos corriendo (a parte del gato mandón tengo una hembra, que es la reina de la casa, y aunque no manda bien que se hace oir) y maullando, que hasta los vecinos se enteraron de los gritos que pegaron de la emoción. Y claro, no dudaron ni un minuto, después del momento "presentación" en el que olisquearon el túnel por todas partes, en meterse dentro y empezar a jugar como unos locos. Aquí imágenes que demuestran lo dicho.
Con esta última foto está claro quién es el que se lo pasó realmente bien, y sino, atención al siguiente vídeo. (Fijaros, casi al final, en el momento lengüilla ^^)

video

Así que ya sabéis, ¡¡dadle uso a vuestras viejas bolsas de plástico!!

martes, 26 de mayo de 2009

Batido de remolacha


Hasta hace unos cuantos años la única remolacha que había probado era la de bote en sus múltiples variedades, rallada o en lonchas. Y claro, aunque me la comía no era algo que llamara demasiado mi atención, normalmente solía echarse a perder en la nevera. Hasta que un día empecé a ir a los mercados de los agricultores a comprar la verdura y descubrí que la remolacha también la vendían cruda y que no era nada difícil de encontrar. A partir de ese momento soy fiel amante de la remolacha y pocas veces la guiso antes de comerla, ¡¡es tan crujientita!! ^^

Por no hablar de sus múltiples propiedades para el organismo: es anticancerígena, rica en hierro, rejuvenecedora, rica en fibras, adecuado para la retención de líquidos, estimula el cerebro y elimina las toxinas que en él se puedan acumular, es un alimento muy energético aunque fácilmente asimilable, ...

Así que el otro día, en mi descanso de estudiar, pensé que necesitaba algo energético para poder seguir la tarde, ya que aunque no lo creáis estudiar puede llegar a agotar mucho más que hacer deporte. Y como tenía remolachas en la nevera esto es lo que salió.

Batido de remolacha


Ingredientes:
  • 1 remolacha pelada
  • 1/2 litro de leche de soja (nose que efecto tendrá la leche de vaca con la remolachaa cruda, así que si no tienes leche de soja mejor hacerlo con agua)
  • Azúcar
Para las tostadas:
  • Pan de molde integral con semillas
  • Ajo
  • 3 tomates cherrys
  • Puré de frutos secos (yo he utilizado de manises y de pipas de girasol)
Elaboración:
  1. Poner en una jarra la remolacha picada, la leche de soja y el azúcar y batir bien
  2. Si no te gusta encontrar grumos lo mejor es colarlo
  3. ¡A comer!
Para las tostadas:
  1. Tostar dos rebanadas de pan
  2. Restregar el ajo por el pan
  3. Restregar los tomates cherry en el pan
  4. Poner un poco de puré de frutos secos
  5. ¡A comer!
¡Buen provecho!

Los frutos secos también tienen múltiples propiedades, entre ellas que ejercen un papel primordial en el control del colesterol, la circulación sanguínea y la salud del corazón, proporcionan un gran poder calórico (te dan energía), son muy ricos en calcio ayudando a prevenir la osteoporisis, ricos en fibra, ayudando a prevenir el estreñimiento, se pueden utilizar para sustituir la carne, ya que contienen la mayoría de las vitaminas del grupo B y son ricos en proteínas y minerales, aumentan la fertilidad en el hombre, ...

Los purés de frutos secos se pueden encontrar en cualquier herbolario, para mi los mejores son unos que son 100% frutos secos crudos, sin tostar ni nada, así conservan mejor todas sus propiedades, aunque su precio no es demasiado bajo (unos 3€ mínimo). De todas formas siempre puedes hacer en casa el puré tomando un puñado de frutos secos y un chorrito de aceite de oliva y pasándolo por la batidora.


viernes, 22 de mayo de 2009

Torrijas de chocolate

Si hay algo que recuerdo comer en casa de mi abuela de pequeña cada vez que llegaba del colegio, a parte de los bocadillos de mantequilla, son las torrijas. Siempre me han encantado y cuando hago mejor es que sean muchas :)

Al parecer las torrijas son tipicas de las fiestas de carnaval y cuaresma. Es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y le mantiene aliviado de la necesidad de probar otro plato, ya que en cuaresma no se puede comer carne (deberíamos de vivir en una cuaresma permanente).

Su versión más común es rebanadas de pan de varios días remojadas en leche, rebozadas en huevo y fritas. Aromatizándolas con algo de canela y con un poco de azúcar.

¿Recordais el pan de 1kg con el que hice el bocadillo de la felicidad? Pues era tan gordito y con tanta miga que desde el principio supe que con el que sobrara iba a hacer torrijas. Pero como ya sabéis, me encanta experimentar y adoro el chocolate (¡sin leche por favor!) asi que no quedaba otra...

Torrijas de chocolate


Ingredientes:
  • Pan del día anterior cortado en rebajadas de 2cm aproximadamente
  • Leche de soja
  • 1 huevo (o bien harina de garbanzo mezclada con agua hasta hallar la consistencia del huevo)
  • Canela
  • Azúcar
  • Chocolate en polvo
  • Albahaca seca
  • Aceite para freir
Preparación:
  1. Poner en un plato hondo leche de soja mezclada con bastante canela y bastante chocolate y un poco de albahaca seca.
  2. Remojar las rebanadas de pan hasta que queden blanditas.
  3. Rebozar las rebanas en el huevo (o harina de garbanzo).
  4. ¡A freir!
  5. Cuando estén doraditas por ambos lados sacar de la sartén y poner sobre papel absorvente para quitar el exceso de aceite.
  6. Poner en un plato una mezcla de azúcar y canela.
  7. Rebozar las rebanadas fritas en esta mezcla.
  8. ¡A comer!
¡¡Buen provecho!!

miércoles, 20 de mayo de 2009

Adicciones del siglo XXI

Se puede ser adicto a muchas cosas: droga, alcohol o juego son algunas de las más conocidas y a las que muchos llaman "enfermedad". Pero si hay una adicción en este siglo y que parece que está pasando desapercibida es la adicción a las bolsas de plástico. Y no, no estoy exagerando.

Parece como si existiera una total obligación a tener que coger siempre la dichosa bolsita, muchos dirán que es por costumbre o que se hace de forma inconsciente, ¡pero no! ¡¡Es una completa y total adicción!! Y lo digo porque he llegado a ver completas burradas en este tema. Sino cómo se explica que alguien que compra un mísero paquete de chicles que cabe perfectamente en el bolso, bolsillo o palma de la mano, exija su bolsa para llevarlo y que al salir del hipermercado la tire en el primer contenedor que encuentre, o peor aun, en el suelo.

Y esto es cuando hablamos de cosas pequeñas, pero para las cosas demasiado grandes es peor aun. Si se compra un objeto con un tamaño demasiado grande como para poder llevarlo en la típica bolsa, se exige una bolsa de mayor tamaño para meterlo, pero si no cabe en esta bolsa se reclama otra para ponérsela por encima. ¿Qué uso pueden tener estas dos bolsas si jamás se podrá llevar ese objeto por alguna de las asas? La única razón que yo encuentro es que probablemente al salir del hipermercado haya un aire o polvo tóxico que sólo afecta a los artículos que se encuentran dentro de éste y por ello hay que forrarlos con el plástico ultra resistente de las bolsas que nos facilitan. ¡Qué amables son los señores del supermercado, siempre pensando en todo!

Pero la adicción no sólo llega a los consumidores, también se están dando casos de vendedores o dependientes que son adictos. Una vez hace bastante tiempo, cuando empecé a intentar desintoxicarme hice el experimento de coger las bolsas justas para la compra, pero la cajera no hacía más que ponerme casi un artículo por bolsa. A medida que ella iba dándome las bolsas "llenas" para ponerlas en el carro yo iba reajustando su contenido, al final le tuve que devolver más bolsas vacías de las que yo me llevaba llenas ...

La adicción está llegando a límites insospechados. Una vez que estás dentro lo difícil es salir. Sino probad a decir "no gracias, no me des bolsa", te soltarán un montón de porqués mientras te dan la bolsa igualmente "¿Cómo que no? ¿Dónde piensas llevar lo que has comprado?", "pero si no es ninguna molestia, anda, toma la bolsa", "¿que no quieres bolsa? Toma...", "¿vas a llevar las cosas en la mano?" y podría seguir así diez líneas más ...

Desde aquí os quiero decir que se puede salir. Hay bolsas de tela que se doblan fácilmente y no ocupan casi espacio y te las puedes llevar dobladitas en el bolso cada vez que vas a hacer la compra. Algunos supermercados tienen sus propias bolsas recicladas y que te cambian cada vez que se te rompe alguna y de las que sólo pagas un precio simbólico la primera vez que las compras. Aunque si tienes un poco de maña siempre puedes hacerte unas cuantas bolsas de tela con retales que tengas perdidos por casa; o mejor aun, llevar las bolsas de plástico que ya tienes, así les encuentras una utilidad.

Yo cuando empecé a llevar las bolsas de tela al súper o a las tiendas todas las cajeras o dependientas se quedaban asombradas mirando mis bolsas, era bastante gracioso, así que si queréis pasar un buen día ya sabéis,

¡¡¡HACEDLE UN FAVOR A LA NATURALEZA Y DECID NO A LAS BOLSAS DE PLÁSTICO!!!


Otra cosa que parece que nadie se ha parado un segundo a pensar es de dónde se saca toda esa tonelada de bolsas que se usan a diario y que ocurre con ellas después... Hace tiempo me mandaron un email en cadena con un powerpoint que reflejaba esto perfectamente, así que os pongo por aquí algunas de sus imágenes.





viernes, 15 de mayo de 2009

Bocadillo musaka

Si hay algo que a todos nos gusta es, sin duda, un bocadillo.
Pero claro, el problema viene cuando tomas la decisión de ser vegetariano, o mejor aún, de ser vegano. A la sociedad en general le es un poco contradictorio la idea de un bocadillo sin queso (o peor aún, sin jamón), ¡pero desde aquí os digo que es posible! Bueno, quitemos el caso del típico bocadillo vegetal (compuesto por lechuga, tomate, cebolla, queso y mayonesa) que podemos encontrar en casi cualquier bar. Los vegetarianos debemos de parecer unos seres aburridos y sin un buen paladar (sólo comemos lechuga) ya que siempre tienen como veinte tipos de bocadillos con alguna variedad de carne y un triste y solitario bocadillo vegetal que encima te calientan y te dan con la lechuga toda fofa. Aunque parece que ya hay variedad, puedes elegir entre el bocadillo o el sandwich vegetal.

Hoy me encontré con un pan de 1kg súper blandito y esponjoso, al parecer es como el típico pan gallego y me dije "hoy almuerzo un bocadillo", pero la duda era, ¿de qué?. Entonces me acordé de mi adorada musaka de soja. ¡¡Bocadillo de musaka!!
Creo que es el bocadillo más bueno que he comido desde hace siglos, mucho más bueno que el de tofu y pimientos. Asi que a todos, seais o no vegetarianos, os lo recomiendo totalmente :)

Para los que aún no habéis probado el tofu, creo que el ahumado es el más bueno que existe, y su precio es más o menos igual.

Justificar a ambos ladosBocadillo musaka

Ingredientes:
  • Pan
  • Berenjena
  • Tomate
  • Orégano
  • Tofu ahumado
  • Zanahoria


Preparación:
1. Corta unas cuantas rodajas de berenjena más o menos finas, como para dos capas en el pan, y hazlas a la plancha.
2. Corta unas cuantas lonchas de tofu ahumado, como para una capa en el pan, y hazlas a la plancha poco tiempo (o si lo prefieres, en crudo)
3. Ralla un poco de zanahoria fresca.
4. Coloca en el pan las rodajas de berenejna, rodajas de tomate, un poco de orégano, el tofu ahumado y un poco de zanahoria.
5. ¡A comer!


¡¡Buen provecho!!

miércoles, 13 de mayo de 2009

Pastelillos de hinojo


Como buena vegetariana a la que le gusta la cocina me gusta experimentar, quizás demasiado (los que me conocen saben la experiencia de la cotufas con ajo y perejil), aunque pocas veces con malos resultados (y el de las cotufas no fue uno de ellos, aunque lo parezca).

Todos conocemos el hinojo y si no por el nombre si de haberlo visto en casi cualquier sitio, por lo menos en esta isla está por todas partes.
Ya muchos somos los que sabemos las leyendas urbanas que corren sobre algunas de sus propiedades relacionadas con el crecimiento del pelo...
También recuerdo de ir a buscar de pequeña las flores del hinojo, ya que según dicen son un buen remedio contra los gases.

Aunque esta vez no lo he usado para ninguna de estas cosas sino para hacer unos pastelillos que están de muerte. Si nunca has probado el hinojo (como era mi caso) te los recomiendo totalmente, tienen un sabor bastante suave y cuando empiezas a comertelos deseas que nunca se acaben.

Por aqui os dejo la receta y animaos a hacerla, que aunque así de entrada parece algo raro está buenísimo.

Pastelillos de hinojo



Ingredientes (para 4 personas):
  • 1 cucharada de hojas de hinojo finamente picadas (si compras un bulbo de hinojo suele tener hojitas suficientes para esto)
  • 1 bulbo de hinojo mediano (500g aprox.) finamente picado
  • 3 cebolletas finamente picadas (o bien 3 cebollas de tamaño similar)
  • 1 zanahoria finamente rallada
  • 2 huevos ligeramente batidos (o bien harina de garbanzo con agua hasta hallar la misma consistencia del huevo)
  • 35g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • aceite vegetal para freir

Preparación:

1. Mezclar las hojas y el bulbo de hinojo, la cebolleta, la zanahoria, el huevo, la levadura en polvo y la harina en un cuenco mediano.
2. Remover bien todos los ingredientes.
3. Si vemos que quedan demasiado sueltos y que al coger una cucharada se derrama bastante de esta es mejor añadirle un poco más de harina. De todas formas podemos ir probando con los primeros pastelillos que hagamos, si no se deshacen en la sartén están bien.
4. Calentar el aceite en una sartén grande.
5. Freir cucharadas de la mezcla hasta que estén doradas por los dos lados y bien hechas. Aplastar ligeramente durante la cocción.
6. Secar sobre papel absorbente.
7. Servir calentitos acompañados de una ensalada de lechugas y espinacas variadas con semillas (sésamo, lino y pipas de calabaza) o con lo que guste.

¡¡Buen provecho!!

martes, 12 de mayo de 2009

Pero... ¿No es contradictorio?

Hola a todos y sed bienvenidos!

Son muchas las ideas que rondan mi cabeza y que me gustaría compartir: recetas, noticias, pensamientos, opiniones,... y todo desde un sentido vegetariano y ecologista.
Pero entonces, ¿porqué este nombre para el blog? Ultimamente me he dado cuenta de que hay una gran adversión al vegetarianismo y que está lleno de tópicos mal infundados (ya hablaremos de esto más adelante). Unos macarrones con salsa de tomate parecen normales hasta el momento en que dices que es un plato vegetariano, ya todo el mundo echa en falta la carne molida o el atún y nadie nunca antes los había probado de esa forma. Pues supongo que lo mismo pasará con el blog, si digo que me he hecho un blog vegetariano pocos serán lo que muestren interés por el. Así que ya sabeis! Este es el blog NO VEGETARIANO :P


Follow my blog with bloglovin´